0a0cef32-8ea1-487e-be7b-89d38359164b__L
images

New Balance M1080 Bk6

144,00 €

Llevamos ya varios años disfrutando del modelo 1080 de New Balance, sin duda alguna el buque insignia de la marca de Boston. Desde la versión v2 se han mantenido en sintonía con un estilo, un hilo conductor que hacía que año tras año los fieles a la marca encontrasen una zapatilla de entrenamiento neutra, ligera y bien amortiguada. Hace ya dos temporadas, NB comenzó a comercializar un nuevo compuesto de mediasuela conocido como Fresh Foam. Este nuevo material merece un capítulo para él solo.

¿Qué es Fresh Foam?

Es un compuesto de polímeros termoplásticos cuyo diseño se ha realizado por ordenador. El resultado de la unión de estos polímeros es una espuma dotada en sí misma de las características necesarias para amortiguar, estabilizar y aportar ligereza al conjunto de la zapatilla. Hay que precisar que estas características permiten prescindir de cualquier otro sistema de amortiguación en la media-suela (lo que en otras marcas sería Gel, Wave, DNA, etc…). Es algo muy similar en cuanto a concepto alBoost de Adidas.
Con respecto a otros compuestos de la misma marca, el Fresh Foam se traduce en ser más suave que el compuesto Revlite y más ligero que el Acteva Lite, ambos materiales utilizados en otros modelos de la firma. El desarrollo del Fresh Foam se realiza a nivel informático analizando el comportamiento de la pisada de numerosos atletas y corredores populares, generando una líneas maestras que permiten saber en qué puntos concretos de la mediasuela se le tiene que aportar una determinada altura, forma y configuración. Así pues, se llega a esas formas hexagonales tan características que podemos observar en las zapatillas expuestas en las tiendas: existen unas zonas cóncavas que permiten una mayor compresión (y producen una sensación suave) y zonas convexas que se resisten a la compresión (y producen un efecto más firme). Resumiendo, los hexágonos con el hueco hacia dentro se comprimen con más facilidad que las que lo tienen hacia fuera. Esta disposición permite dar más estabilidad a la cara interna de la zapatilla (sin llegar a ser un control de pronación) y más amortiguación a la zona externa que es la que recibe el impacto del aterrizaje del pie. Suele ocurrir que el rediseño de un elemento tan importante como la mediasuela viene acompañado del cambio de muchas otras partes del modelo.

 

Limpiar selección

144,00 €